TGD – Trastorno del Espectro Autista – Autismo

 

 

 

 

Sueño de una noche de invierno

Sueño de una noche de invierno

Principales características del trastorno autista 

–          Trastorno Generalizado del Desarrollo que presenta una gravísima alteración de la comunicación y la interacción social.

–          Incidencia: 4 veces más en varones.

–          Cuadro muy poco frecuente, como ocurre en todos los TGD. Aproximadamente 1 por cada 100.000.

–          Se sospecha que hay causas genéticas.

–          Mejor pronóstico cuanto menos esté afectado el ámbito cognitivo. En este sentido, conviene recordar que en torno al 75% de los autistas presentan limitaciones intelectuales (RM) significativas.

Alteraciones de la interacción social

 

–          Las alteraciones en la interacción social constituyen el aspecto más característico del autismo infantil. Se observa desde el nacimiento. Presenta las siguientes características:

  • Valoración inadecuada de los signos socio-emocionales. Es como si no comprendieran la comunicación no verbal.
  • Comportamiento desajustado al contexto social. Ej.: Rabietas sin justificar, independientemente de lo que pase alrededor.
  • Ausencia de signos sociales convencionales, como la sonrisa, el saludo. Se trata de niños aislados de su contexto social. No están interesados en la interacción social. No entienden los signos sociales convencionales.

Alteraciones de la comunicación

 

–          Las alteraciones del lenguaje y la comunicación constituyen otro aspecto nuclear en el trastorno autista. Se pude distinguir entre:

  • Alteraciones cuantitativas: Falta de reciprocidad, evitación del contacto táctil y visual.
  • Alteraciones cualitativas: Ausencia de juego, imitación y simbolización. Falta de sincronización entre lenguaje, cuando existe, y la expresión facial. No juega con los demás. Tampoco desarrolla el juego simbólico. Ecolalia: Repetición literal de frases del interlocutor (la última parte de las frases), aparentemente como si no entendiera la frase, sin interpretar la frase.

Actividades repetitivas o estereotipadas

 

–          Esta característica del comportamiento del autista convierte a dicho comportamiento como muy rígido.

–          Restricción de intereses. Únicamente presta atención a algo muy concreto.

–          Apego a objetos, generalmente de textura no cálida (de plástico, metal o vidrio). No presta atención a otros posibles EE.

–          Resistencia a los cambios. Fortísima resistencia a los cambios: Parecen necesitar controlar todos los posibles cambios de su campo de intereses. A veces, con memoria fotográfica.

–          Actividades rituales, incomprensibles para el entorno. Estereotipias motrices, orales, etc.

–          Ausencia de creatividad, aparentemente, en toda su conducta. Toda su conducta es muy rígida, estereotipada, igual siempre.

Snow cake   Snow cake

Otras alteraciones

 

–          Temores y fobias a objetos cotidianos, sin saber por qué, o a un determinado ruido (lavadora, timbre, sirena, etc.). Reacciones totalmente desproporcionadas.

–          Trastornos del sueño. Duermen poco y/o mal: Sólo durante la 1ª parte de la noche, o a partir de una determinada hora.

–          Trastornos en la alimentación. Maniáticos, selectivos con determinados alimentos. Muy exigentes con ciertos ritos: Temperatura, distribución de los alimentos en el plato, etc.

–          Autoagresiones. No son tan frecuentes como los puntos 1.1 y 1.2, pero también se dan.

–          Rabietas muy intensas, injustificadas y frecuentemente acompañadas de autoagresiones.

–          El 75% con RM. Aunque en el autismo pueden darse todos los niveles de desarrollo intelectual.

–          Si unimos todos los elementos de los bloques 1.1, 1.2, 1.3 y 1.4, tal como ocurre en la realidad, nos encontramos con un niño/a muy desconectado del ambiente, muy aislado, sin iniciativa, muy estereotipado, muy rígido en su comportamiento, y con muchísimas dificultades para manejar conceptos abstractos, simbolizaciones o la complejidad de la interacción social.

Diagnóstico diferencial

 

–          Hay que procurar hacer siempre un diagnóstico diferencial entre el autismo y otros trastornos psicopatológicos. Recordemos que cuanto más pequeño es el niño/a, más difícil será realizar este diagnóstico diferencial.

 

               – Autismo – Esquizofrenia

 

–          Leo Kanner, primero que descubrió el trastorno autista, a mediados del siglo XIX, pensando inicialmente que se trataba de esquizofrenia infantil. Posteriormente comprobó que se trataba de procesos distintos, que no guardan relación entre sí.

–          Incidencia Autismo: 4 ó 5 casos cada 10.000 habitantes.

–          Incidencia Esquizofrenia: Entre 8 ó 10 casos cada 10.000 hab.

–          Aparición Autismo: Temprana, antes de los 3 años

–          Aparición Esquizofrenia: Tardía, adolescentes o mayores.

–          Delirios y alucinaciones Autismo: No.

–          Delirios y alucionaciones Esquizofrenia: Siempre.

–          Curso Autismo: Estable

–          Curso Esquizofrenia: Por ciclos o brotes.

–          Crisis epilépticas Autismo: Frecuentes (En torno al 25%).

–          Crisis epilépticas Esquizofrenia: Muy infrecuentes.

–          Brote psicótico: pérdida de control ideacional y emocional. Incapaz de mantener una conducta adaptativa al entorno, de autogobierno y autoprotección. Frecuente en la esquizofrenia.

 

                – Autismo – Retraso Mental

 

–          Incidencia por sexos Autismo: 4 niños, 1 niña.

–          Incidencia por sexos RM: Sin diferencias.

–          Crisis epilépticas Autismo: en la adolescencia

–          Crisis epilépticas RM: Desde la 1ª infancia. Más frecuentes cuanto más grave sea el RM.

–          Déficits cognitivos específicos  (capacidad de abstracción, lenguaje …)en Autismo.

–          Déficits cognitivos generalizados en RM.

–          Discriminación de señales socioemocionales muy dañada en Autismo.

–          Discriminación de señales socioemocioanles no alterada en RM (salvo en RM profundo).

–          Disarmonía evolutiva en Autismo. A veces desarrollan alguna capacidad de forma excepcional: la memoria, la capacidad de cálculo, etc. (“Les idiots savants”). Pueden producir despiste en el diagnóstico, ya que aparentan más dotación intelectual de la que realmente tienen.

–          Retraso evolutivo generalizado en RM.

 

                – Autismo – Trastorno del Desarrollo del Lenguaje

 

–          Incidencia por sexo: T.D. Lenguaje: No hay diferencias.

–          Déficits cognitivos específicos en Autismo, mucho más profundos y generalizados que en T.D. Lenguaje.

–          Alteraciones socioemocionales muy graven en Autismo. Alteraciones socioemocionales muy leves en T.D. Lenguaje, pues son capaces de comunicarse ampliamente con su entorno.

–          Inhabilidad comunicativa global y persistente en el Autismo. No está afectado el sistema de comunicación (sí el lenguaje) en el T.D. Lenguaje.

 

Instrumentos para evaluar el autismo infantil

 

–          Cuestionarios, listados o escalas para padres y profesores:

  • Rimlaud (1984)
  • Krung (1980)
  • Rivière (1988)
  • E.E.C. (Escala de Evaluación de Conducta), de Kozloff (1980).

 

–          Observaciones estructuradas del niño (Guías para realizar observaciones sistemáticas de conducta):

  • B.R.I.A.C.C. ( Ruttemberg)
  • B.O.S. (Freeman)
  • C.A.R.S. (Schopler)

 

–          Entrevistas estandarizadas para padres:

  • Guía de Wing y Gould (1978).

 

–          Escalas de Desarrollo Cognitivo:

  • W.P.P.S.I. y W.I.S.C.-IV.
  • Leiter (Manipulativa, 2-18 años)
  • Brunet.Lezine (De 2 meses a 6 años)
  • Columbia (Manipulativa, de 3 a 11 años).

 

–          Perfiles. Muy útiles para diseñar la intervención:

  • P.E.P. (Schopler y Reichler). Perfil Psicoeducativo: Grado de desarrollo y grado de patología.
  • A.S.I.E.P.  (Krug, Arik y Almond). Escala de detección del autismo. Mide varias áreas:
    • Interacción social
    • Lenguaje
    • Habilidades de resolución de problemas
    • Pronóstico de aprendizaje

Principios y elementos para elaborar un programa-base de intervención psicopedagógica en autismo infantil

 

 

–          El abordaje de la intervención depende de cada caso concreto, según las necesidades, características y prioridades de cada niño/a.

–          La intervención más eficaz hasta el momento presente es la psicoeducativa. El contexto escolar es el que más ayuda al progreso en los casos de autismos, si bien la intervención debe ser multidisciplinar.

–          Objetivo básico de la intervención: Mejorar en las áreas deficitarias; tales como el lenguaje, comunicación e interacción social; aunque puede haber objetivos previos en determinados casos (rabietas muy persistentes y autoagresiones).

–          Lo más difícil de conseguir es que la persona que va a intervenir con el niño/a llegue a ser una persona significativa para el/la niño/a, con el que pueda comunicarse. La persona que intervenga tiene que llegar a convertirse en un reforzador gratificante para el niño/a.

–          Principios y elementos de un programa base:

  • Configurar secuencias fáciles de comprender, de predecir y muy ordenadas.
  • Establecer límites claros y proponer gradualmente la gratificación.
  • Utilizar refuerzos discriminativos. Positivos cuando el niño hace algo bien y negativos cuando deja de hacerlos. Hacer discriminaciones muy exageradas.
  • Programar todo lo que se va a hacer. Mantener relaciones estables.
  • Dar siempre instrucciones y consignas claras y simples. Programar sesiones breves: De unos 15 minutos aprox. Descanso y otra sesión de 15 minutos; especialmente al principio.
  • Mantener una actitud directiva.

 

–          Principales dificultades:

  • Motivación: Muy difícil, pues están muy aislados del ambiente.
  • Atención: Problema importante en cualquier niño/a con T.G.D.,  al igual que la motivación. Destaca las limitaciones en la at. sostenida (por este motivo es conveniente hacer sesiones breves).
  • Generalización: De los aprendizajes a otras áreas, contextos y actividades. Es el gran problema de toda intervención psicopedagógica y psicológica. Captación de las estrategias, no de los contenidos, de la resolución de problemas.

 

–          Pasos a seguir para elaborar un programa base de I.P. en Autismo Infantil:

  • Hacer una evaluación cuidadosa, un estudio detenido del niño y de sus entornos (familiar y escolar, sobre todo). A partir de esta evaluación podemos determinar la edad de desarrollo en cada área, pues podemos encontrar importantes diferencias.
  • Seleccionar las áreas prioritarias de la I.P. Normalmente no van a ser los aprendizajes académicos, sino destrezas básicas. Incluso puede haber conductas graves que requieren una At. prioritaria, como por ejemplos rabietas excesivas o/y autoagresiones.
  • Seleccionar las conductas-objetivo en cada área. Una vez seleccionadas, se van modificando progresivamente. Ejemplo:
    • Necesidad: Inmadurez en el desarrollo psicomotor.
    • Objetivo: lograr un desarrollo psicomotor ajustado a sus posibilidades
    • Conductas objetivos: a) Lograr el control postural de sentado; b) Imitar conductas motrices del otro, etc.
  • Descomponer cada conducta-objetivo en pasos breves y concretos. Cada conducta-objetivo hay que desglosarla, secuenciarla en otros pasos más concretos y detallados.
  • Establecer tipo de instrucciones, órdenes y formas de presentar la tarea. El ambiente y el funcionamiento muy estructurados y claros son fundamentales en toda I.P. en Autismo Infantil.
  • Establecer sistema de refuerzos. Lo que mejor funcione y convenga en cada caso.

 

–          La I.P. en Autismo Infantil requiere un seguimiento y unos apoyos constantes con profesores y con las familias, verdaderos protagonistas en el desarrollo de los programas y actuaciones que se planifiquen. Hay que procurar mantener la motivación, pues trabajar con estos niños es muy duro, con logros muy lentos y discontinuos.

–          Hay que seguir los pasos del desarrollo evolutivo normal y siempre de lo más sencillo a lo más complejo.

Programas estandarizados de intervención psicopedagógica en autismo infantil

 

–          1) Programa de Kozloff. Áreas que trabaja:

  • Disposición para el aprendizaje
  • Mirar, escuchar y moverse
  • Imitación motora
  • Imitación verbal
  • Lenguaje funcional (Incluye sistemas de comunicación alternativos)
  • Autonomía personal
  • Este programa comienza con una Evaluación Inicial, a través de una escala. Ofrece cerca de 90 conducta o habilidades para trabajar, divididas en 6 componentes que se citan en el esquema anterior.

 

–          2) Programa de Baker (“Cómo enseñar a mi hijo”). Trabaja las siguientes áreas:

  • Habilidades de autonomía y aseo personal (Comida, aseo personal, control de esfínteres, tareas previas  al vestido y desvestido, etc.)
  • Habilidades del habla y el lenguaje (Incluye sistemas alternativos de comunicación).
  • Problemas de conducta (Rabietas excesivas, autoagresiones, etc.).

 

–          3) Guía Portage (de Bluma). Áreas que trabaja:

  • Desarrollo motriz
  • Socialización
  • Lenguaje
  • Autoayuda
  • Cognición
  • Programa para niños de 0 a 6 años. Intervención temprana. Agrupa las actividades en las 5 áreas citadas. Ejercicios adaptados a los primeros meses de vida, característica destacada de este programa.

 

–          Independientemente del programa que sigamos, es importante recordar que siempre va a ser una I.P. lenta y continuada, a largo plazo. Por este motivo, cuando el autismo va acompañado de R.M., el niño suele estar mejor atendido en un centro de Ed. Especial, en general; pues en un centro ordinario no le pueden dedicar el tiempo que requieren y, en general, el profesorado no está preparado de forma específica. No obstante, hay que estudiar cada caso concreto y valorar todos los factores.

–          A mayor nivel intelectual, más posibilidades de integración en el contexto educativo y, a la vez, mayor liberalización del contexto educativo, en general. Y viceversa.

–          Es fundamental el trabajo con las familias. Son niños agotadores, con pocas recompensas, por lo que los sentimientos de cansancio, decaimiento, e incluso rechazo son normales. Es necesario ofrecer apoyo, asesoramiento y ayuda constantes a las familias. Muy importante para ello las Asociaciones de Padres. Facilitar la conexión con las mismas.

 

Un viaje inesperado

Un viaje inesperado




A %d blogueros les gusta esto: